Una limpieza a fondo evitar problemas

Hombre limpiando la chimenea

Las chimeneas se incendian, la mayor parte de las veces, porque nos olvidamos de limpiar el hollín que genera el humo de la chimenea, que puede ser inflamable y provocar un incendio. A mayores, también es importante alejar de la chimenea materiales que sean fácilmente inflamables: ropa, alfombras, papel, mantas, etc... e igualmente, hay que acordarse de apagar el fuego cuando nos vamos de casa o a dormir.  

En los casos en los que nos percatemos a tiempo de que se está produciendo un incendio, podemos actuar, esto es, poner a las personas a salvo, llamar al 112 Galicia y mantener la calma:

  • Si la estancia está llena de humo, avanza a cuatro patas hasta una salida, ya que la temperatura es más baja y el aire más limpio
     
  • Si prende fuego en la ropa de una persona, hazla rodar por el suelo
     
  • Si te encuentras en el interior de un lugar público, avisa y procede a la evacuación utilizando las salidas de emergencias. No uses el ascensor
     
  • Si lo que prendió fue un líquido inflamable, aplica paños húmedos
     
  • Si el fuego está en el interior de un recipiente, tápalo